Cerrar
Tu nombre
Tu Email
Destinatarios Mensaje
Elige tus destinatarios desde:

Importar contactos desde:

Tu Email
Tu Clave
...

Es negro, albino, llego a España y pide asilo porque teme que lo coman

Linda - 05/08/2009 18:10 horas  Comentario(s) Enviar la noticia por emailEnviar Noticia


Su nombre es Moszy, es africano y tiene 18 años, hace algunos días llegó a Tenerife, como tantos otros en balsas con inmigrantes que naufragan en las costas españolas en busca de una vida menos apremiante.

Lo que diferencia a Moszy, de los otros 60 que llegaron en la balsa es su condición de negro, pero blanco, en realidad es albino y su condición ha puesta en peligro su vida.

Negro-albino.jpg

La piel de Moszy es casi transparente debido a la ausencia total de melanina, la sustancia que le da color. Ha realizado ya un pedido para que le concedan asilo político porque afirma que de donde proviene su vida corre peligro. “Mi cuerpo es codiciado para utilizarlo en rituales de brujería”, explica.

Más allá de las dificultades de salud que enfrentan los albinos africanos debido a la intensa radiación ultravioleta en esa zona del planeta, deben afrontar inconvenientes mayores: la discriminación de sus compatriotas y las supersticiones locales.

“Los albinos en África son considerados un mal augurio o un factor de buena suerte. Es lógico que tema por su vida, porque, según los distintos pueblos y etnias, su cuerpo puede ser objeto de sacrificio”, explica Juan Carlos Lorenzo, director gerente de CEAR en Canarias.

La falta de pigmentación en la piel afecta a una de cada 20.000 personas de raza blanca, un porcentaje que aumenta hasta una de cada 4.000 entre las de raza negra. En África, los negros albinos sufren numerosas enfermedades en la piel, que derivan en cáncer, y en la vista, que les llegan a causar ceguera. Pero ése no es el peor de sus temores.

La situación de los albinos en África varía según los países. En líneas generales son repudiados y expulsados de sus clanes, lo que ha originado la creación de varias ONG que acuden en su ayuda. La canadiense Under the Same Sun (www.underthesamesun.com) advierte de las matanzas que sufren los albinos en Tanzania, donde cada año son asesinados entre 60 y 70 de ellos en rituales. Sus dedos son utilizados como amuletos y con su sangre se elabora el muti, una bebida que preparan los brujos locales en la creencia de que trae fortuna.

Fuente | nolosabias

Comentarios