Cerrar
Yesi - 11/01/2011 10:02 horas  Comentario(s)

corte-suprema-usa.jpg

EMI, Sony Music, Universal Music y Warner Music serán juzgadas en Estados Unidos por prácticas monopolistas, según decidió en el día de ayer la Corte Suprema de Estados Unidos al considerar que hay suficientes evidencias de que estas empresas, que todavía actualmente controlan gran parte de la industria musical a nivel mundial, pactaron hace diez años el precio mínimo que debía tener la música en Internet.

Hace ya casi una década un grupo de consumidores demandó a estas discográficas por estas prácticas, cuando preparaban una alternativa a los programas mediante los cuales los usuarios se descargaban la música. Sin embargo y según afirma la demanda este grupo de empresas pacto que el precio mínimo de cada canción debería ser de 70 centavos. La Corte Suprema decidió ayer no escuchar las alegaciones de estas cuatro grandes discográficas al considerar que son suficientes las pruebas para comenzar el juicio.

MusicNet y Pressplay son las plataformas que crearon estas discográficas, los términos de uso y la política de precios se preparó de forma premeditada, teniendo como intermediarios a la RIAA, según indican los demandantes, que también afirman que

    Para obtener en Internet la música de los sellos discográficos más importantes un consumidor habría tenido que suscribirse a MusicNet y Pressplay, con un costo de 240 dólares por año.

Este tipo de acuerdos entre las cuatro grandes discográficas no se limitó únicamente a aspectos que tengan que ver con el consumidor, sino que también a otros sellos discográficos. Según se puede desprender de la demanda lo que buscaban con los dos portales anteriormente mencionados era trasladar su dominio al mundo virtual, obligando al resto de sellos a poner sus canciones a la venta sus canciones en estas tiendas, haciéndolo a su mismo precio y con las mismas restricciones.

Estos hechos no son más que un reflejo del panorama que hay en la industria musical desde hace muchos años, el cual está controlado por cuatro grandes empresas y se alimentan, eliminando competidoras, a base de talonario. Algo que ha sucedido en el ámbito de las grandes discográficas como pudo ser la absorción de Polygram por parte de Universal Music o la fusión entre Sony Music y BMG que posteriormente terminó en la compra de esta segunda. Esto también se ha dado en ámbitos más pequeños con discográficas nacionales, un ejemplo lo tenemos en España con Vale Music que fue comprada por Universal y de la que se está hablando mucho estos días por su posible cierre debido a la piratería, aunque la realidad es otra.

Estas plataformas fue el primer intento de las cuatro grandes discográficas, el cual fracasó. Ahora desde hace un par el nuevo intento tiene el nombre de Vevo, aunque únicamente se encuentra disponible en unos pocos países y gran parte de su contenido está en YouTube.

Fuente | alt1040

Luz - 09/11/2010 14:33 horas  Comentario(s)
Yesi - 07/06/2010 08:41 horas  Comentario(s)
Yesi - 12/05/2010 09:52 horas  Comentario(s)
Yesi - 20/02/2010 09:28 horas  Comentario(s)